lunes , 20 noviembre 2017 6:09 am

El día que el rugby se dejó bigote para luchar contra el cáncer

Movember es un movimiento consiste en dejarse crecer sólo el bigote desde el día 1 de hasta el 30 de noviembre para concienciar al resto del mundo sobre el cáncer de próstata o el testicular

Estamos en el ecuador del mes de noviembre y, seguramente, en estos quince días se hayan encontrado con algún conocido -en el trabajo, en la calle o en casa- con un ‘mostacho’ que decora su cara y que no había aparecido en su rostro hasta este mes. Si es así, no se preocupe. Su amigo, conocido o familiar no se ha convertido en un ‘hipster’, tan sólo es un ‘Mo Bro’ (de ‘moustache’ y ‘brother’, hermano en inglés).

Ahora es cuando se pregunta: ¿Qué es un ‘Mo Bro’? Con este nombre se denomina a la persona que practica Movember durante este mes. Este movimiento consiste en dejarse crecer sólo el bigote desde el día 1 de hasta el 30 de noviembre para concienciar al resto del mundo sobre enfermedades que afectan específicamente al hombre como pueden ser el cáncer de próstata y testicular, problemas de salud mental e inactividad física.

Movember surgió en 2003 en Australia cuando dos amigos se enteraron de que un tercero tenía cáncer de próstata. Como muestra de apoyo y solidaridad, se dejaron un gran mostacho. Este pequeño gesto fue seguido por más amigos hasta llegar a un total de 30 ‘Mo Bros’, conocidos como ‘Los Originales’. Con este gesto, demostraron a su amigo que no estaba solo en su pelea contra el cáncer y que le acompañarían en su lucha. Quizá esta sea una de las grandes razones por las que este movimiento ha calado tanto en la familia del rugby. Aunque es un evento ligado al deporte del oval, no es excluyente con otros deportes. Durante este mes se pueden ver en equipos de fútbol, baloncesto, balonmano y otros deportes a muchos jugadores con su gran bigote como símbolo de Movember. Expansión a través del mundo del rugby

En 2004 nació la Fundación Movember en Australia; los equipos y clubes locales de rugby se empezaron a hacer eco de ello. Nueva Zelanda no tardó en unirse. En 2007, se unieron otros países del resto del mundo como EEUU, Canadá, Gran Bretaña y España. En los siguientes años llegaron países como Francia, Irlanda, Holanda hasta completar los 21 que cada mes de noviembre ponen en marcha esta tradición solidaria.

Actualmente, más de medio millón de personas son miembros de esta fundación que cada año que pasa crece más. Se han recaudado más de 500 millones de euros desde 2003 y se han creado 832 proyectos sanitarios para investigación y cura de este tipo de enfermedades.Aaron Cruden: un campeón con cáncer de próstata

La historia de este apertura es digna de ser conocida. Con 19 años le detectan un tumor en los testículos. Tras una lucha que duró tres años, sometiéndose a operaciones y a la pertinente quimioterapia, el joven rugbier neozelandés disputó la final del Mundial de 2011 como titular y, tras un choque con un jugador francés, tuvo que ser cambiado en el descanso. La historia ya estaba escrita y Cruden no sólo se proclamó campeón del mundo con su selección, también ganó la batalla a esta enfermedad. Se convirtió en un ejemplo para otros muchos hombres que la han padecido, la padecen o la padecerán.

Quizá por esto y porque fue el segundo país en donde se extendió este movimiento, los tricampeones del mundo siempre han estado muy concienciados con Movember. Incluso llegaron a grabar un spot publicitario compitiendo entre ellos por ver cuál sería el mejor bigote.

No se concibe sin las ‘Mo Sistas’

Este evento no existiría sin ellas, las mujeres. Son una parte fundamental y participan activamente en Movember. Son conocidas como las ‘Mo Sistas’ (de ‘sister’, hermana en inglés). Cómo es obvio, no utilizan el gesto de dejarse bigote para apoyar el movimiento, pero están presentes a través de postizos o prendas relacionadas. Además convencen y animan a sus parejas, amigos y familiares a dejarse un buen mostacho. Sin su apoyo no se concebiría Movember tal y como es. Son el alma de esos bigotes que se suelen ver con más asiduidad de lo normal en noviembre.

Además en nuestro país, el rugby femenino tiene gran importancia y son ellas las que, en muchas ocasiones, toman la iniciativa a través de las redes socialeso de sus clubes para formar parte de un movimiento dirigido a los hombres que no entiende de sexos.Barbería móvil

Como se ha podido ver, a lo largo de estos doce años de existencia, Movember tiene cada vez más adeptos y crea nuevas iniciativas que logran ser altavoz de todos los ‘Mo Bros’ y ‘Mo Sistas’. Por eso, si va por una de las grandes ciudades de España y se encuentra con la barbería móvil de Movember durante este mes, no se asuste y apúntese a dejarse un ‘mostacho’ por una buena causa. Como hemos podido comprobar durante el último Mundial de Rugby en Inglaterra, la solidaridad, el compañerismo y la lucha hasta el final son los grandes valores de este deporte que se ve totalmente representado con el movimiento Movember.

Autor: RODRIGO CONTRERAS, El confindencial

Compruebe también

Gracias a la Fundación Espartanos y Santa Rosa Rugby, Jorge tendrá una segunda oportunidad

Trabajo silencioso, gente que ama el rugby y cree en las segundas oportunidades, nuestros amigos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *